La avanzada independentista no es beneficiosa para la economía, opinan los empresarios. EFE-Archivo.

Juristas de guardia en auxilio del ‘procés’ de Cataluña

stop

Un grupo de juristas catalanes ha salido en auxilio del proceso independentista, pero sus argumentos chocan contra la Constitución y las sentencias judiciales

Miquel Porta Perales

La avanzada independentista no es beneficiosa para la economía, opinan los empresarios. EFE-Archivo.

Barcelona, 15 de mayo de 2017 (21:39 CET)

El Colectivo Praga ha hecho público un Manifiesto de juristas a favor del derecho de los ciudadanos y ciudadanas de Cataluña a celebrar un referéndum para decidir el futuro político de Cataluña. ¿Por qué se manifiestan los abajo firmantes? Porque, “más de dos terceras partes de los ciudadanos de Cataluña lo piden” y “una gran mayoría de los representantes del pueblo de Cataluña defienden esta opción”. ¿Les suena?

¿Cuál es el fundamento de la petición del referéndum? “Afirmamos que en el marco constitucional y desde su principio democrático se reconoce un derecho –que denominamos `derecho a decidir´– que otorga a sus titulares las facultades de discrepar abiertamente del orden constitucional establecido, también de la unidad territorial, de proponer alternativas expresadas a través de un procedimiento democrático –ordinariamente el referéndum en los países de nuestro entorno– y de alcanzar de manera negociada con los representantes del Estado la consecución del resultado obtenido”. ¿Les suena?

El Colectivo Praga dice que el referéndum ofrece una oportunidad a los grupos que no pueden ser mayoría

¿Más argumentos? “El principio democrático posibilita que el ejercicio de los derechos no dependa de las mayorías, puesto que constituye la forma de protección permanente de las minorías; por ello, ofrece una oportunidad democrática a grupos que por razones demográficas no pueden devenir mayoría”. ¿Les suena?

¿Qué declaran? “Declaramos que la celebración de este referéndum no es sólo legítima, porque es reclamada por una inmensa mayoría de la ciudadanía catalana, sino que también es legal, porque el derecho a decidir de los ciudadanos de Cataluña arranca de la Constitución española y de una ponderación de sus principios estructurales… Por eso mismo, la celebración del referéndum también es jurídicamente exigible al Estado” ¿Les suena?

¿Existen precedentes? “Así se ha reconocido en el Canadá y en el Reino Unido, donde Quebec y Escocia han celebrado, dentro del respectivo cuadro constitucional, sendos referéndums de secesión”. ¿Les suena?

¿Qué ocurre si no se celebra el referéndum? “También consideramos que una negativa continuada del Estado legitimaría abrir otras vías para que la ciudadanía de Cataluña expresara cómo quiere decidir su futuro”. ¿Les suena?

Hay que reconocer que el Manifiesto del Colectivo Praga –que retuerce el argumento para satisfacer el deseo- responde, según se lee en la Presentación del Colectivo, a su objetivo fundacional: “contribuir con argumentos jurídicamente fundamentados al debate sobre el ejercicio del derecho a decidir de los ciudadanos y ciudadanas de Cataluña sobre su estatus político colectivo”. ¿Les suena?

El manifiesto del Colectivo Praga retuerce los argumentos constitucionales para satisfacer el deseo de independencia

También hay que reconocer que el Manifiesto responde –sigo con la Presentación del Colectivo- a la intención de promover “visiones más liberales y democráticas, que den cabida jurídica a decidir como pueblo el futuro de la nación catalana”. ¿Les suena?

¿Las resoluciones de la ONU? ¿Los artículos 1 y 2 de la Constitución? ¿El artículo 92 de la Constitución? ¿Las resoluciones del Tribunal Constitucional? ¿Las sentencias del Tribunal Supremo? ¿Las sentencias del Tribunal Superior de Justicia de Cataluña? ¿Los informes del Consejo de Garantías Estatutarias y los Letrados del Parlament? ¿Los informes de la Comisión de Venecia? ¿La enorme cantidad de juristas que opinan lo contrario?

Con toda seguridad –a tenor del Manifiesto-, el Colectivo Praga cree que son instituciones y gentes que no usan “argumentos jurídicamente fundamentados” como los suyos. O que carecen de una “visión liberal y democrática” como la suya.

En términos politológicos, el Colectivo Praga sería un aparato ideológico del Estado in pectore que legitima el “proceso”.  En términos políticos, el Colectivo Praga sería un coadyuvante del “proceso”. En términos mediáticos, el Colectivo Praga formaría parte del frente interior del agit prop secesionista.

¿Les suena? 

Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad