Tu relato

12b350a07c6c1953d74188dabe55 1442025

Tu relato

Controlar la reputación personal es un reto mayúsculo en un momento en el que la opinión ajena se proyecta en plataformas de gran potencia

El ser humano lleva siglos tratando de explicar el mundo, y para ello, ha recurrido a todos los lenguajes que ha tenido a su alcance: el arte, la literatura, las guerras, los acuerdos. 

Nuestro entorno es cada vez más complejo; comprender e interpretar el momento histórico que nos ha tocado vivir es una tarea ardua. Pero, ¿qué hay de explicarnos a nosotros mismos?

No deberíamos dejar en manos de terceros nuestra reputación

Solemos iniciar nuestra trayectoria de manera instintiva. En un inevitable proceso de prueba y error, exploramos hasta que encontramos los caminos que nos permiten ser nosotros mismos y hacer las cosas a nuestra manera. A medida que trazamos nuestra trayectoria, construimos, sin pretenderlo, una reputación. 

A pesar de las dificultades para orientarnos, no deberíamos dejar en manos de terceros nuestra reputación, por lo que nos conviene hacer una reflexión sobre el impacto que generamos en nuestro entorno y tratar de dar forma a lo que comunicamos de nosotros mismos. 

Si bien es cierto que la reputación personal es algo que ha existido siempre, el momento actual plantea el reto mayúsculo de controlar nuestro relato en un entorno en el que la opinión de los demás se proyecta en plataformas de gran potencia, generando una maraña de información ingobernable. 

La abundancia de información es tremendamente efectiva para desenmascarar todo aquellos que es impostado

En ningún caso se trata de elaborar artificiosamente un discurso y actuar en función del mismo. La abundancia de información que nos envuelve puede resultar confusa, pero a la vez, es tremendamente efectiva para desenmascarar todo aquello que es impostado. Los ojos infinitos de la red actúan como un escáner; lo que no concuerda con la realidad no se sostiene. 

Debemos analizar el proceso intelectual y profesional que hemos seguido para entendernos a nosotros mismos y poder explicarnos al mundo con honestidad.

La reflexión personal, el primer paso

Identificar nuestros valores, nuestras motivaciones, nuestra personalidad, nuestro lenguaje; entrar en una dinámica de elecciones y renuncias: en qué entornos queremos tener presencia y en cuáles no, con qué mensajes nos identificamos y cuáles nos resultan ajenos. 

Sin esta reflexión sincera es muy probable que, al no tener intencionalidad alguna, no estemos comunicando nada, o estemos comunicando algo insustancial o incoherente. 

Se está escribiendo un relato sobre ti... no dejes que te lo escriban, tu reputación te pertenece. 

Este artículo no refleja necesariamente la opinión del consejo editorial o de Economía Digital y sus accionistas.

Anna Gener

Analista, Economía Digital

Anna Gener es conocida por su dominio del sector inmobiliario, como presidenta y CEO de Savills Aguirre Newman Barcelona. Pero tiene más frentes: forma parte de la comisión ejecutiva de Barcelona Global y de las juntas directivas de Pimec y del Círculo Ecuestre, entre otras instituciones. También impulsa 50 a 50, que reivindica más presencia de mujeres en el mundo de la empresa.

Enviaremos un mensaje al correo indicado con el enlace que deberás clicar para completar el alta. No recibirás ningún boletín hasta entonces. Política de privacidad