stop

La líder de la CDU, Angela Merkel, tiene diferentes opciones para mantener su mandato como canciller, con una posibilidad pequeña para el SPD de Schulz

Alexandre Muns

Angela Merkel, con muchas opciones para ser de nuevo canciller, y Emmanuel Macron. Los dos pueden llevar la política de nuevo de las alturas a los despachos. EFE-AC

Barcelona, 12 de septiembre de 2017 (20:36 CET)

Las últimas encuestas pronostican una victoria contundente de la CDU/CSU (37%) de la canciller Angela Merkel sobre el Partido Socialdemócrata (SPD), que obtendría un 23%. Desde 2013 Merkel gobierna con el SPD. Pero el Partido Liberal (FDP) ha resurgido de sus cenizas después de no obtener ningún escaño en las últimas elecciones federales de la mano de su joven líder Christian Lindner, una versión teutona y más liberal que Macron.

En mayo se convirtió en el socio de gobierno de la CDU en el Land más poblado de Alemania, Renania del Norte – Palatinado. Desde abril las encuestas otorgan al FDP un 9% de la intención de voto, cómodamente por encima del listón del 5% necesario para entrar nuevamente en el Bundestag. A nivel federal el SPD sólo cuenta con los Verdes como potencial socio menor de un gobierno que convertiría a Martin Schulz en canciller. Pero el SPD y los Verdes (8%) están lejos de una mayoría, que incluso con los ex comunistas de Die Linke (10%) sería inalcanzable.

Por consiguiente, lo más probable es una coalición de CDU y FDP, que gobernó durante toda la era de Helmut Kohl y el primer mandato de Merkel. Pero Lindner ha forjado una nueva identidad para el FDP. Además de su tradicional deseo de recortar impuestos y defender a ultranza las libertades individuales, el FDP reclama más inversión para que Alemania se adapte a la economía digital y mejorar el rendimiento del sistema educativo.

Con el margen que otorga una macroeconomía con plena ocupación (paro del 3,8%), un crecimiento del PIB superior al 2% y un superávit presupuestario, las diferencias entre los programas económicos de la CDU/CSU y el FDP son de matiz. Donde el FDP se diferencia más de la CDU es en el relativo euroescepticismo de Lindner y su rechazo a la política de inmigración y homogeneidad cultural de la CDU en la era Merkel.

Merkel tiene todos los escenarios abiertos, o con los liberales o con el SPD, además de los Verdes

Lindner ha criticado la deseada profundización en la gobernanza de la eurozona que reclama Macron. Pero se trata seguramente de una táctica que pretende quitar votos al xenófobo y euroescéptico partido AfD. Aunque en el Land de Schleswig-Holstein sí se formó una coalición llamada Jamaica (los colores de CDU, FDP y Verdes) después de las elecciones de mayo, a nivel federal sería innecesaria para la CDU y FDP si las encuestas aciertan.

En cualquier caso, Merkel tendrá tres opciones (CDU+FDP, CDU+SPD, o CDU+FDP+Verdes) para su cuarto mandato como canciller.    

Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad