Susana Díaz estuvo arropada por dirigentes históricos como Felipe González, José Luis Rodríguez Zapatero y Alfonso Guerra. / EFE-CM

“Los muertos que vos matáis…”

stop

La pugna entre el sector de Sánchez y el de Susana Díaz no decae en ningún momento de la carrera por Ferraz

Jordi García-Soler

Susana Díaz estuvo arropada por dirigentes históricos como Felipe González, José Luis Rodríguez Zapatero y Alfonso Guerra. / EFE-CM

Barcelona, 09 de mayo de 2017 (21:05 CET)

Ni tan siquiera los torticeros intentos de burda intoxicación mediática que circularon dando por seguro que un elevado porcentaje y número de los avales presentados por la precandidatura de Pedro Sánchez a las elecciones primarias del PSOE serían invalidados, ha conseguido negar lo que es ya una evidencia palmaria: el derrocado exsecretario general socialista está en perfectas condiciones para recuperar el cargo del que fue depuesto en aquel vergonzoso comité federal del PSOE celebrado el pasado día 1 de octubre en la madrileña sede de la calle Ferraz.

Más aún, una vez revisados todos los avales presentados por los tres precandidatos –Susana Díaz, Pedro Sánchez y Patxi López-, queda muy claro que no hubo fraude alguno y que los avales que finalmente han sido invalidados por la comisión gestora ha sido, numérica y también porcentualmente, muy similar en los casos de Díaz y Sánchez, 4.365 y 4.407, respectivamente-, mientras que en el caso de López ha sido muy menor -1.052-, porque menor era asimismo el número de avales presentados.

Una vez revisados todos los avales presentados por los tres precandidatos queda muy claro que no hubo fraude alguno

Un primer dato particularmente relevante, más allá incluso de la muy igualada cifra de avales válidos presentados por Díaz y Sánchez, es la extraordinaria movilización de la militancia socialista en este proceso de primarias precongresual. 123.373 militantes -133,197, si a la cifra anterior se le sumamos los avales invalidades- se han movilizado en este proceso de democracia partidaria. Y esto sobre un total de unos 190.000 militantes socialistas da un porcentaje francamente notable de movilización. Un porcentaje mucho más alto que el que cualquier otra formación política española ha conseguido hasta ahora en un proceso de primarias internas, con fijación previa de unos requisitos muy rigurosos para la participación.

Cuando muchos analistas y comentaristas políticos, y mucho más aún algunos de sus principales adversarios políticos de derechas y sobre todo de izquierdas, daban ya al PSOE como un partido muerto o en vía de inmediata extinción, esta masiva participación de su militancia en este proceso de primarias demuestra de forma muy clara que se trata de una formación muy viva. Vaya, que una vez más se hace verdad aquello de “los muertos que vos matáis gozan de bastante salud” –una frase traída muy a menudo a colación pero que no es atribuible en ningún caso al “Don Juan Tenorio” de José Zorrilla, ni tampoco a Tirso de Molina en “El burlador de Sevilla y el convidado de piedra”, ni tan siquiera a Juan Ruiz de Alarcón en “La verdad sospecha”, ya que su verdadero origen histórico está en “Le menteur”, obra del autor francés Pierre Corneille estrenada hace ya casi cinco siglos atrás, en concreto en 1644.

Cuando muchos  daban al PSOE como un partido muerto, la masiva participación de su militancia demuestra de forma muy clara que se trata de una formación muy viva

La frase viene al pelo para referirse al elevado nivel de movilización y activismo del conjunto de la militancia socialista en este proceso de primarias internas precongresuales. Un nivel de movilización y sobre todo de activismo que explica, para sorpresa, extrañeza e incluso escándalo de algunos, la igualdad entre el número y porcentaje de los avales válidos conseguidos tanto por Susana Díaz, la candidata que cuenta con las evidentes preferencias de los aparatos orgánicos tanto a nivel federal como de muchas federaciones, como por Pedro Sánchez, el candidato contra el que estos mismos aparatos orgánicos orquestaron y ejecutaron un golpe interno para derrocarle.

Transcurridos más de seis meses de aquel infame e infausto comité federal del PSOE del día 1 de octubre, “los muertos que vos matáis gozan de bastante salud”. El PSOE en su conjunto y Pedro Sánchez en particular. El próximo día 21 de mayo veremos hasta qué punto la salud del PSOE y la de Pedro Sánchez siguen siendo “bastante buenas”.

Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad