La ansiada regeneración de España

La ansiada regeneración de España. ED

La ansiada regeneración de España

Los partidos constitucionalistas quieren regenerar España sin tener en cuenta la diversidad y complejidad que representan las formaciones nacionalistas

Un sueño recorre la capital de España: conseguir que, gracias a los votos de los ciudadanos en las próximas elecciones generales, PP, PSOE y Ciudadanos se vean obligados a entenderse para aplicar la aritmética política que haga posible una gran coalición que impulse la segunda transición española.

Sueño en el que las fuerzas nacionalistas vascas y catalanas tendrían un papel menor y el Gobierno solo estaría obligado a prestarles atención y escucharlos.

La regeneración soñada tendría en Ciudadanos su principal artífice y su agenda reformadora representaría el elemento indispensable para la gobernabilidad de España. Para muchos se trata de una fantasía; para otros es un horizonte deseado para cerrar de raíz cuestiones como la territorial, la económica, la constitucional o la política internacional.

Sería un gobierno capaz de orientar a España en los próximos 40 años y daría forma a una nueva arquitectura institucional, donde la España autonómica debería ser profundamente revisada.

No se puede regenerar España sin respetar el hecho de que es una realidad diversa y compleja

Las últimas encuestas dibujan una especie de triple empate entre PP, PSOE y Ciudadanos y el desplome de Podemos. Este resultado ha despertado la imaginación muchos.

El momento en el que nos encontramos repleto de incertezas políticas debido a la corrupción del PP, las tensiones entre Ciudadanos y el PP, el calendario judicial del desafío catalán y la situación inestable en Europa lleva a plantear este ideal político como la única opción para despertar la ilusión y afrontar, en menos de tres años, la salvación de la democracia española.

Es una propuesta que parece posible sobre el papel, que lo aguanta todo, pero en la práctica arroja no pocas preguntas. 

¿Es posible regenerar España sin el concurso de los partidos independentistas y nacionalistas que gobiernan los dos territorios más productivos y dinámicos del país? ¿Es posible hacer creíble la idea de cambio sin que haya un cambio de liderazgo en el PP?

Regenerar España no se puede hacer sin respetar el hecho de que es una realidad diversa y compleja

¿Cómo se podrá limitar o reducir el alcance político , institucional y cultural de las autonomías? ¿Cómo será posible reorientar el concierto vasco en la línea planteada por Ciudadanos?

Para que todas estas variables se puedan armonizar con el fin de poder plantear una ambiciosa agenda reformadora, una gran parte de España debería quedar silenciada o en silencio.

Ir más lejos

No parece realista pensar en una mayoría política donde la diversidad de intereses quede a merced de un solo interés. Lo positivo de esta especulación política es que todos los partidos y los ciudadanos parecen haber adquirido conciencia de que la España que hoy tenemos ante nosotros no permite ir más lejos y que es necesario buscar una salida. 

Pero solo será posible si todos participan en establecer los objetivos. Regenerar España no se puede hacer sin respetar el hecho de que es una realidad diversa y compleja.

Este artículo no refleja necesariamente la opinión del consejo editorial o de Economía Digital y sus accionistas.

Fèlix Riera

Analista, Economía Digital

La trayectoria de Fèlix Riera está anclada en la edición. Antes de asumir la dirección editorial de ED Libros, pilotó La Esfera de los Libros y Grup 62. Entre 2012 y 2015 fue el máximo responsable de Catalunya Ràdio. También cofundó el Colegio Audivisual de Cataluña. Just abans del salt endavant es su último libro.

Enviaremos un mensaje al correo indicado con el enlace que deberás clicar para completar el alta. No recibirás ningún boletín hasta entonces. Política de privacidad