La pequeña y la mediana empresa también buscan otras sedes sociales, como ha hecho el Banco Sabadell y Caixabank.

La pequeña y la mediana empresa sigue los pasos de Caixabank y Sabadell

stop

La pequeña y la mediana empresa trata de proteger sus intereses y busca cómo seguir los pasos que ya ha dado Caixabank o Sabadell para trasladar sus sedes

Tomás Lamarca Flinch

La pequeña y la mediana empresa también buscan otras sedes sociales, como ha hecho el Banco Sabadell y Caixabank.

Barcelona, 09 de octubre de 2017 (13:35 CET)

Empieza a constatarse que el impacto económico que va a tener el fenómeno secesionista para la economía catalana puede ser muy elevado, por decirlo suavemente, aunque quizás catastrófico sería el adjetivo adecuado a la luz de los últimos acontecimientos que se están constatando.

La banca se ha visto claramente afectada por la desestabilidad política que amenaza sus depósitos, se ha visto alterada por grandes fugas de capitales acaecidas durante esta semana, así como fuertes caídas en bolsa, lo que ha provocado que entidades catalanas como Caixabank y Banco Sabadell hayan tomado medidas con el fin de proteger los intereses de sus clientes y accionistas. Así las cosas, el Banco de Sabadell ha cambiado su sede social a Alicante y Caixabank a Palma de Mallorca.

Además de la banca se está viendo afectado el mayor de los negocios que tiene en la actualidad Cataluña; Cancelaciones de vuelos, anulaciones de reservas hoteleras o cruceros que deciden cambiar su escala a ciudades más seguras, está provocando grandes pérdidas al sector turístico. Por supuesto ello empobrece cada vez más a Cataluña y a sus conciudadanos. Deseando que todo ello no acabe afectando también a otro sector como el de organización de ferias que tanto favorece a la ciudad de Barcelona y, concretamente, el Mobile World Congress que tanto beneficia a la economía de este territorio y a las empresas que forman parte del ecosistema de este sector.

Por otro lado, poco se está hablando de la Pequeña y Mediana Empresa (PYME) catalana, el sector que más sufre y donde se sustenta el tejido industrial de Cataluña y, sobretodo, la red de sustento económico de muchas familias.

A los abogados se nos pide cómo trasladar el domicilio de la compañía a otra parte del territorio

Es cierto que la PYME Catalana abandera la exportación, tanto en Cataluña como en el resto de España. Pero por esa misma razón y por su exposición internacional son cada vez más las empresas que se están planteando el traslado de su domicilio a lugares más estables y seguros, siguiendo los pasos de empresas de mayor envergadura como la textil catalana Dogi, la operadora de telecomunicaciones Eurona, la Biofarmacéutica Oryzon, la cadena de nutrición Naturhouse u otros ejemplos como la decisión del presidente de Freixenet que ha anunciado su decisión de proponer al consejo el cambio de domicilio a Madrid.

Es por ello que esta semana en los consejos de administración de la PYME catalana se evidencia una clara inquietud por la poca concreción de los políticos y su falta de diálogo, ese desconocimiento de lo que puede pasar mañana obliga a los órganos de administración a tomar decisiones. Ciertamente la pregunta que se nos hace a los abogados de empresa estos días es cómo trasladar el domicilio de la compañía a otro parte del territorio español.

En este sentido, debemos indicar que el traslado de domicilio social es una decisión que debe ser tomada por Junta de Socios o del órgano de administración. A todo ello añadir que el Gobierno central ha facilitado con un decreto la salida de empresas de Cataluña.

La inestabilidad económica se puede transformar en una crisis de dimensiones insospechadas

En cambio, el traslado de domicilio fiscal se consigue con una comunicación a la administración de Hacienda, se trata de un trámite rápido y sencillo, con esta comunicación toda empresa como contribuyente del Impuesto sobre sociedades señala el domicilio a través del cual se establecen y discurren las relaciones con la administración tributaria. Si bien el domicilio no afecta, en puridad, a la territorialidad del impuesto, sí constituye el punto geográfico de conexión con la administración tributaria, desde el punto de vista de la competencia territorial.

También debemos tener en cuenta que, a efectos de determinar el domicilio fiscal de las entidades residentes, en nuestra legislación se establece una prelación de criterios que sugieren principalmente que el domicilio fiscal está donde esté centralizada la gestión administrativa y la dirección de los negocios. Por ello sería recomendable que la gestión administrativa y dirección de los negocios también se traslade donde esté el domicilio fiscal.

Cabe decir que los políticos han llevado a Cataluña a una inestabilidad económica muy grave que fácilmente se pueda transformar en una crisis de dimensiones insospechadas y los empresarios, por el bien de sus empresas y de sus trabajadores, deben buscar una salida a este grave problema que será mucho mayor si nuestros políticos no quieren verlo.

 

Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad