Donald Trump hizo su primera aparición en el Foro Económico Mundial celebrado en Davos / EFE

¿Cómo gestionará Trump sus éxitos recientes?

stop

Se avecinan tormentas proteccionistas tras un primer año de Trump en el poder que deja un balance con ciertos logros

Alexandre Muns

Donald Trump hizo su primera aparición en el Foro Económico Mundial celebrado en Davos / EFE

27 de enero de 2018 (11:04 CET)

A pesar de bastantes reveses, Donald Trump puede presentar tras un año en el poder y durante su fugaz viaje al Foro Económico Mundial de Davos un balance con ciertos logros. En el frente económico, el crecimiento del PIB se aceleró a ritmos anuales superiores al 3% en el segundo y tercer trimestres de 2017, el paro ha descendido al nivel más reducido en diecisiete años (4,1%) y tanto el Dow Jones como el S&P se han apuntado subidas superiores al 30% desde la toma de posesión del ex magnate.

Se están acelerando las tendencias positivas iniciadas durante el mandato de Obama. Los salarios de los trabajadores de menos ingresos son los que más suben. Multinacionales como Boeing, Toyota, General Motors, Ford, Fiat, Hyundai, Amazon y Samsung han anunciado inversiones en nuevas plantas de producción en EEUU. Aunque la reforma tributaria aprobada en diciembre es regresiva y añadirá por lo menos $1 billón a la deuda de EEUU en los próximos diez años, empresarios, inversores y las clases medias y altas ya están beneficiándose de las reducciones en el impuesto sobre la renta y de sociedades.

Según el grupo conservador Americans for Tax Reform, 125 empresas han anunciado aumentos salariales o primas extraordinarias que beneficiarán a un total de dos millones de empleados después de que el Impuesto de Sociedades se recortara del 35% al 21%. Las empresas de EEUU mantienen dos billones de dólares en el extranjero, que la reforma tributaria permite repatriar pagando de manera excepcional únicamente un 8% para activos líquidos y un 15% para activos ilíquidos.

El Partido Demócrata continúa dividido, cómo ha puesto de manifiesto su desafortunada decisión de forzar el cierre del gobierno durante cuatro días

En el ámbito judicial, Trump ha conseguido la confirmación por parte del Senado de un juez conservador para el Tribunal Supremo, así como de 12 jueces de apelación federales. Otros 48 candidatos a jueces federales presentados están pendientes de confirmación por parte del Senado. Debido al veto que el Senado de mayoría republicana ejerció sobre los candidatos presentados por Obama, hay 102 vacantes para jueces federales que Trump puede nombrar.

Las empresas del sector energético, farmacéutico, aseguradoras médicas, construcción y agrícolas están encantadas con la eliminación de regulaciones medioambientales y desgravaciones fiscales. El Partido Demócrata, a pesar de victorias para vacantes en el Senado y en las contiendas para gobernador de Virginia y Nueva Jersey en 2017, continúa dividido, cómo ha puesto de manifiesto su desafortunada decisión de forzar el cierre de las actividades del gobierno durante cuatro días al no obtener la legalización de los hispanos que entraron como menores de forma ilegal en EEUU (los llamados Dreamers) y que Obama protegió de posibles deportaciones.

La gran incógnita y esperanza era que Trump desistiera de sus amenazas proteccionistas, pero ha aprobado sus primeras medidas duras en este sentido

Al mostrar las encuestas que un 60% de la población consideraba prioritario asegurar el funcionamiento del gobierno federal, los líderes Demócratas en el Congreso han pactado con los Republicanos una nueva prórroga presupuestaria. Los sondeos muestran que el índice de aprobación de Trump ha aumentado hasta el 40%.

La gran incógnita y esperanza era que el presidente desistiera de sus amenazas proteccionistas ante la mejora económica en EEUU. Desgraciadamene, Trump ha aprobado las primeras medidas proteccionistas bilaterales duras desde que se retiró del TPP y exigió la renegociación de NAFTA. La administración Trump anunció la aplicación de aranceles sobre lavadoras de Corea del 50% y sobre paneles y células solares de China del 30%.

Una improbable derogación de NAFTA favorecería al candidato populista de izquierdas en México

El ministro de Finanzas de EEUU ha expresado con ambigüedad calculada que la depreciación del dólar no le preocupa, declaración que ha sido contestada por sus homólogos de Francia, Italia y el Reino Unido. La renegociación de NAFTA continúa bloqueada y se acerca la precampaña de las elecciones presidenciales mexicanas, que se celebrarán en julio.

Una aún improbable derogación de NAFTA favorecería al candidato populista de izquierdas Andres Manuel López Obrador. Asimismo, Trump parece preparar aranceles contra importaciones de acero que penalizará a China además de países aliados de EEUU y a las empresas que importan acero.

Los optimistas señalan que dichas medidas son bazas para la renegociación del acuerdo comercial EEUU-Corea y de cara a Corea del Norte con China. Esperemos que así sea, y que la administración Trump concentre sus energías en aprobar el plan para la renovación de las envejecidas infraestructuras de transporte y energéticas de EEUU.

Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad