¿La Reserva Federal al rescate?

El nominado del presidente Donald Trump para dirigir la Reserva Federal de EEUU, Jerome Powell, tras su comparecencia en una audiencia de confirmación ante el Comité Bancario del Senado. EFE/ Michael Reynolds

¿La Reserva Federal al rescate?

Estados Unidos se encuentran enzarzados en escaramuzas o batallas comerciales con la mayoría de sus socios comerciales

Los índices bursátiles de EEUU han registrado pérdidas abultadas en el mes de mayo. La caída del 6,6% del índice S&P fue la peor en dicho mes en siete años y la segunda peor desde los años sesenta.

La destrucción de capitalización bursátil del S&P durante el mes de mayo ha superado los cuatrobillones de dólares. El Dow Jones también descendió un 7% en mayo, su peor bajada desde el pasado mes de diciembre.

China habría aceptado recortar sus subvenciones de 300.000 millones de dólares a empresas chinas de alta tecnología

La disminución del Nasdaq de un 8% el mes pasado fue su peor rendimiento desde 2010. A los inversores no les han faltado motivos para perder los nervios. A finales de abril reinaba un ambiente de optimismo sobre las perspectivas de un acuerdo entre EEUU y China.

Parecía que Beijing estaba dispuesta a poner por escrito su compromiso de respetar los derechos de propiedad intelectual, no exigir transferencias forzosas de tecnología a los inversores occidentales, abrir su sector financiero a mayor competencia y recortar sus subvenciones de 300.000 millones de dólares a empresas chinas de alta tecnología.

Lastrada por el crecimiento del PIB más bajo desde 1990 y las deudas sustanciales de sus empresas y bancos públicos, la cúpula dirigente de China parecía aceptar las exigencias de Donald Trump. Pero el desacuerdo sobre cómo concretar por escrito los compromisos de China fue insuperable.

El presidente amenazó con imponer aranceles del 5% sobre todas las exportaciones mexicanas si no se paraba el flujo de migrantes ilegales

La delegación de EEUU además insiste en insertar en el acuerdo un mecanismo mediante el cual se impongan automáticamente aranceles si China hace marcha atrás en sus promesas. La restricción sobre las actividades de Huawei en EEUU también contribuyó a la interrupción del diálogo.

Trump respondió a la ruptura de las negociaciones elevando al 25% los aranceles del 10% aplicados sobre 200.000 de millones de dólares de exportaciones chinas en 2018. Beijing responderá con aranceles y también baraja la posibilidad de colocar a empresas de EEUU presentes en China en una lista negra.

Por otra parte, en el mes de abril las autoridades de aduanas de EEUU detuvieron a más de 98.000 inmigrantes en la frontera con México, el saldo mensual más alto en una década. La llegada de un promedio diario de 4.500 inmigrantes -- mayoritariamente de América Central – a la frontera de EEUU con México enfurece a Trump.

El presidente amenazó con imponer aranceles del 5% sobre todas las exportaciones mexicanas el próximo 10 de junio si las autoridades del mayor socio comercial de EEUU no restringen dramáticamente dichas entradas.

Los tres índices de la bolsa de EEUU se apuntaron el cuatro de junio su mayor alza en cinco meses

Por si fuera poco, las tensiones entre Washington e Irán se agravaron, después de varios ataques de Hezbollah a instancias de Irán contra terminales de petróleo de Arabia Saudita y los Emiratos Arabes Unidos y las restricciones impuestas por EEUU a las importaciones de crudo iraní por parte de terceros países.

La inestabilidad en Venezuela, el desafío del gobierno italiano a los objetivos de déficit pactados con la Comisión Europea y el descenso hacia la recesión de la economía brasileña son fuentes adicionales de preocupación.

Cómo si de magia se tratara, las declaraciones del presidente de la Reserva Federal, Jerome Powell, y del presidente de la rama de la Reserva Federal de St. Louis, James Bullard, insinuando un posible recorte de tipos de interés levantaron el ánimo de los inversores de manera espectacular.

Los tres índices de la bolsa de EEUU – el S&P, Dow Jones y Nasdaq – se apuntaron el cuatro de junio su mayor alza en cinco meses, con subidas superiores al 2%. Powell declaró que la Reserva Federal actuaría de la manera “apropriada” para hacer frente a los efectos de las guerras comerciales, y destacó que la inflación se sitúa cerca de su objetivo del 2%.

El presidente de la Reserva Federal, Jerome Powell

frenada de los tipos de interés

El banco central estadounidense elevó los tipos en tres ocasiones el año pasado, pero este año lo ha descartado por el desplome bursátil en EEUU y la desaceleración del crecimiento mundial

Powell añadió que la Reserva Federal se mantiene atenta en relación a las repercusiones de las confrontaciones comerciales sobre los mercados globales. Bullard, por su parte, dejó entrever la posibilidad de una reducción este año de la tasa de fondos federales -actualmente en una horquilla de 2,25 a 2,50%-.

Recordemos que la Fed elevó los tipos en tres ocasiones en 2018. Además, el banco central de EEUU tenía previstos más aumentos para 2019, que descartó a raíz del desplome bursátil de finales del ejercicio pasado y de la ralentización del crecimiento económico de China, Alemania y otras potencias de la eurozona.

EEUU en 2018 importó productos por valor de 372.000 millones de dólares de México

La administración Trump en mayo también advirtió que podría sancionar la importación de vehículos de la UE con un arancel, aunque pospuso por ahora dicha medida. Estados Unidos, por consiguiente, se encuentran enzarzados en escaramuzas o batallas comerciales con la mayoría de sus socios comerciales, ya que sobre Japón y México aún pesan los aranceles sobre acero y aluminio que han sido levantados sobre Canadá.

Irónicamente, Trump amenazó a México con aranceles el mismo día que el gabinete de López Obrador agilizaba los trámites para ratificar el acuedo USMCA -el sucesor de NAFTA-. Los inversores prudentes responden a los anuncios negativos en el frente comercial o geopolítico recurriendo a valores refugio tradicionales como el bono alemán o deuda de otros países con la máxima calificación crediticia, a activos denominados en francos suizos y a la compra de oro.

Los algo más atrevidos añaden a la mencionada cartera renta variable de países emergentes con un buen rendimiento, como Arabia Saudita, Egipto, Sudáfrica, Israel y Taiwan. A pesar de todas las incertidumbres, la previsión de crecimiento del PIB para EEUU en 2018 se mantiene por encima del 2%, y su nivel de paro es el más reducido en medio siglo.

Los Republicanos en el Congreso -y todas las cámaras de comercio de EEUU- han mostrado su oposición a los aranceles de hasta el 25% que podrían recaer sobre México y sugieren que podrían bloquearlos en el Senado.

EEUU en 2018 importó productos por valor de 372.000 millones de dólares de México. En su mayoría se trata de vehículos y piezas, productos de informática y electrónica, alimentos y bebidas.

Trump es consciente de que las arremetidas comerciales causan estragos en los índices bursátiles, a las empresas de EEUU que importan componentes y a los agricultores afectados por los aranceles retaliatorios.

Aprobación al mandato de Trump

Pero los últimos sondeos muestran que su popularidad entre los votantes republicanos es del 86%. A pesar del fuerte bache de mayo, el índice S&P ha ascendido un 11,8% desde principios de año, y el Dow Jones un 8,5%.

El índice de aprobación de Trump siempre se ha mantenido por encima del 40%. Incluso empresarios con flotas de camiones que están perdiendo negocio votarán nuevamente por Trump porque consideran que está luchando por los intereses del país.

Por ahora las empresas importadoras de productos sobre los cuáles ha recaído un arancel en general no lo han trasladado al consumidor. Trump quizás calcula que si el desenlace de las guerras comerciales llega a perjudicar seriamente a la economía real, la Reserva Federal recortará los tipos de interés, una medida que ha exigido repetidamente.

Inversores, empresarios e importadores se mantienen a la expectativa. La cumbre del G20 a finales de junio en Osaka podría escenificar acuerdos. Pero la volatilidad burstátil continuará, y las empresas impactadas por las guerras comerciales pronto tendrán que tomar decisiones a medio plazo sobre sus cadenas de producción y fuentes de suministro.

Este artículo no refleja necesariamente la opinión del consejo editorial o de Economía Digital y sus accionistas.

Alexandre Muns

Analista, Economía Digital

Alexandre Muns es profesor de la OBS Business School en Barcelona y Washington. También consultor. Destaca su trayectoria como especialista en economía global: fue asesor de presidentes de varios organismos internacionales, como el Banco Mundial.

Enviaremos un mensaje al correo indicado con el enlace que deberás clicar para completar el alta. No recibirás ningún boletín hasta entonces. Política de privacidad