¿Bajará la Reserva Federal los tipos de interés?

El presidente de la Reserva Federal, Jerome Powell

¿Bajará la Reserva Federal los tipos de interés?

Con el contexto global actual, Estados Unidos es consciente que unos tipos más reducidos frenarían la revalorización del dólar

La ralentización de la economía internacional desde mediados de 2018 responde al final de un largo ciclo de expansión y a los efectos negativos generados por el desenlace final del brexit y las guerras comerciales, especialmente la que protagonizan EEUU y China.

La pérdida de fuelle de la economía de EEUU también es evidente. En el último trimestre de 2018, el PIB de la primera economía mundial creció a una tasa anual del 2,2%, un fuerte descenso respecto al 4% del tercer trimestre.

Donald Trump contará con un aliado en el banco central de EEUU si el Senado confirma a Moore

Este contexto está fomentando la expectativa entre muchos inversores de que la Reserva Federal recortará los tipos de interés este año. Recordemos que en 2018 la Fed elevó en cuatro ocasiones la tasa de fondos federales, hasta situarla en la horquilla de 2,25-2,5%.

La subida de diciembre fue especialmente polémica debido a la contención de la inflación y la multiplicación de las señales de debilidad económica internacional y en EEUU. El presidente Donald Trump ha criticado duramente la actuación de la Fed.

Contará con un aliado adicional en el banco central de EEUU si el Senado confirma a Stephen Moore para uno de los siete puestos de su junta de gobernadores. Moore ha detentado cargos en el influyente centro de estudios conservador Heritage Foundation y ejerció de asesor de la campaña presidencial de Trump y de la reforma fiscal aprobada en diciembre de 2017.

El presidente de la Reserva Federal descarta subidas de tipos de interés en 2019

Moore, un acérrimo defensor de reducciones de impuestos, ha generado polémica al proponer en una entrevista en el New York Times que la Reserva Federal disminuya inmediatamente los tipos un 0,5%.

El presidente del banco regional de Dallas, Robert Kaplan, ha manifestado que es demasiado pronto para plantearse reducciones de tipos. Por su parte, la presidente de la rama de San Francisco de la Fed, Mary Daly, también ha hecho pública su oposición a una atenuación de tipos.

Al final de la reunión celebrada el 20 de marzo, el presidente de la Reserva Federal, Jerome Powell, anunció que su Comité Federal de Mercado Abierto descarta subidas de tipos en 2019 y revisó a la baja (2,1% en lugar de 2,3%) la previsión de crecimiento del PIB de EEUU este año.

La Fed da así por concluído el ciclo de política monetaria restrictiva iniciado en diciembre de 2015 y que ha consistido en siete ascensos - todos de cincuenta puntos básicos - de la tasa de fondos federales.

La Reserva Federal también es consciente de la fuerte desaceleración de China, Alemania y la eurozona

Ciertamente existen argumentos favorables a una rebaja de tipos. La inflación descendió al 1,9% en 2018, y la tasa interanual se situó en febrero en su nivel más bajo (1,5%) en dos años y medio.

Powell y la Fed han hecho marcha atrás respecto a sus proyecciones de 2018 de llevar a cabo dos ascensos de 50 puntos básicos en 2019, anuncios que fueron fuertemente criticados y propiciaron el desplome bursátil de finales de año.

Wall Street cerró la jornada de Nochebuena con fuertes pérdidas. EFE/JUSTIN LANE

A la espera de una bajada de tipos

El buen rendimiento de los mercados bursátiles en EEUU en el primer trimestre de 2019 se debe en parte a que los inversores prevén una bajada de tipos en el segundo semestre

La Reserva Federal también es consciente de la fuerte desaceleración de China, Alemania y la eurozona. Y tipos más reducidos frenarían la revalorización del dólar, circunstancia que perjudica a las exportaciones de EEUU.

La presión sobre la Fed se acrecienta al proseguir el Banco Central Europeo con su política acomodaticia. En su reunión el siete de marzo, el BCE mantuvo su tipo principal en 0% y anunció inyecciones de capital. El BCE también se plantea una disminución en el interés que cobra a los bancos por aparcar su exceso de liquidez en la institución.

El buen rendimiento de los mercados bursátiles en EEUU en el primer trimestre de 2019 se debe en parte a que los inversores prevén una bajada de tipos en el segundo semestre. En el primer trimestre, el índice S&P ha registrado su mayor alza (12,3%) desde el tercer trimestre de 2009.

El Dow Jones, por su parte, ha subido un 10,2%, su mejor inicio de año desde 2013. El incremento del 13,8% del índice Russell 2000 - integrado por pequeñas empresas - supone su mejor primer trimestre desde 1991.

Para las empresas más pequeñas, menores costes de financiación son de especial importancia. Las acciones de empresas del sector financiero, tecnológico, inmobiliario, industrial y de defensa han liderado dichas subidas.

En el mercado de futuros de tipos de interés, la probabilidad de una reducción de tipos en 2019 se ha situado en un 33%. Animados por dicha perspectiva, en la semana que acabó el 20 de marzo más de 25.000 millones de dólares acudieron a fondos que compran acciones de empresas de EEUU, según los datos de EPFR Global, una empresa que analiza fondos de inversión y fondos cotizados en bolsa.

El perjuicio del brexit

La posibilidad de que el Reino Unido salga de la Unión Europea sin acuerdo el 12 de abril y las consecuencias de un brexit duro seguirán pesando sobre los mercados. Las delegaciones de EEUU y China coinciden en resaltar el progreso de sus negociaciones, que proseguirán a alto nivel en las próximas semanas.

Se está trabajando sobre un borrador de acuerdo que abarca las transferencias de tecnología, los robos cibernáuticos, la protección de la propiedad intelectual, servicios, tipo de cambio, agricultura y barreras comerciales no arancelarias.

Pero es prematuro pronosticar que se cerrará un acuerdo. Los mercados e inversores calculan que el deterioro macroeconómico y los perjuicios del brexit y las guerras comerciales conducirán a tipos más bajos.

Pero la Junta de Gobernadores de la Reserva Federal es una agencia gubernamental independiente, lo que la obliga a mantener la prudencia a la espera de la evolución de la situación.

Este artículo no refleja necesariamente la opinión del consejo editorial o de Economía Digital y sus accionistas.

Alexandre Muns

Analista, Economía Digital

Alexandre Muns es profesor de la OBS Business School en Barcelona y Washington. También consultor. Destaca su trayectoria como especialista en economía global: fue asesor de presidentes de varios organismos internacionales, como el Banco Mundial.

Enviaremos un mensaje al correo indicado con el enlace que deberás clicar para completar el alta. No recibirás ningún boletín hasta entonces. Política de privacidad