Ante el pacto PSOE-ERC se promueven conspiraciones y se lanzan maldiciones con el propósito de que la situación se tuerza un poco más