¿Por qué no archivar el proyecto de unas nacionalizaciones ineficientes, ineficaces y opacas? ¿Por qué no privatizar las empresas autonómicas y locales?