Barcelona sigue siendo una ciudad espléndida, bien situada en el mapa europeo y peninsular, abierta, plural, con una imagen extraordinaria en el mundo