La deuda española con Catalunya se multiplica

Josep Huguet

14 de junio de 2014 (10:16 CET)

La presentación de las balanzas fiscales relativas a 2011 por parte del conseller Andreu Mas-Colell, estudiadas, como es tradición científica, con dos métodos, ratifican la magnitud de la extracción de recursos que la casta tiene organizada de forma estructural sobre los ciudadanos de Catalunya. Sean o no soberanistas, hablen castellano, catalán o tamazight.

El año estudiado salieron 15.006 millones hacia España para no volver. El Govern calcula un 7,7% del PIB de déficit fiscal. Y un importe que supera la aportación de la UE a España (13.265 millones) en 2011 y de España a la Unión (12.117 millones).

Los ciudadanos de Catalunya aportan el 19,2% del total de los ingresos del Estado y reciben un 14% del gasto. Si separamos la Seguridad Social, que son derechos adquiridos, el retorno es sólo del 9,4%.

El equipo de estudiosos formado por los economistas Nuria Bosch, Marta Espada, Guillem López-Casasnovas, Esther Martínez y Joan Rosselló ha concluido que hay un déficit fiscal del 8% de media en el decenio 1999-2011. Y que el déficit fiscal por habitante se ha duplicado en los últimos 25 años. Por catalán y año ha evolucionado de los 1.071 euros/año de 1986 hasta los 2.055 euros/año atribuidos a 2011.

El déficit equivale a los gastos de la Generalitat en salud, educación y bienestar (16.322 millones), o a un tercio de la deuda viva de la Generalitat al cierre de 2011 (43.172 millones).

Asimismo, los 15.006 millones suponen casi el doble de la inversión pública de los presupuestos generales del Estado, que asciende a 8.230 millones; o bien la previsión de gasto del Gobierno central en defensa y seguridad (15.270 millones). El descenso de Catalunya por debajo de la media de los últimos años no se producía desde 2006.

De todos estos datos echo de menos los números absolutos en precios reales (es decir, calculando la inflación de toda la serie) del sumatorio de los déficits fiscales de Catalunya desde 1986 a 2011. Haciendo una suma incorrecta, porque no están equilibrados a igual precio de compra, da un total de 245.612 millones para el periodo. Cuando los economistas hagan números a igualdad de precio de compra este resultado se multiplicará.

Sin cifras equilibradas, Catalunya ha pagado a España en todo el período más del 200% de su PIB. ¿Quieren comparar esta bestialidad con el total del plan Marshall? ¿Lo quieren hacer con el total de las aportaciones de la UE a Espnaya de 1986 a 2011? Antes tomen una tila.

Después de todo esto, no entraré en valorar los titulares que ponen el acento en el crecimiento de la deuda de la Generalitat. Cuatro años sin déficit fiscal secan toda la deuda de la Generalitat. Como los próximos días nos ofrecerán el panfleto de las pseudobalanzas elaboradas por Montoro, elijan ustedes de estos enlaces:

Los datos de la Generalitat: el primer documento y el segundo documento

Un link didáctico sobre los métodos del flujo y del beneficio comparados elaborado por un grupo de economistas

Macedonia
  • Después de la abdicación del Rey, la dimisión de Rubalcaba y Navarro y el visto y no visto de Duran, dos cosas: 1/ Parece que el proceso soberanista tiene impacto, ¿no? 2/ Ya sólo queda que se retiren Raphael y la Caballé.
  • La incorporación de la droga, el contrabando y la prostitución al PIB aún será utilizada por los cocineros de Montoro para componer cálculos que perjudiquen a las comunidades autónomas con fronteras. Que el dinero blanqueado termine, probablemente, en las cuentas de la oligarquía financiera, mayoritariamente con sede en Madrid, no contará.