''Rajoy podría iniciar una manera federal de gobernar en España''

stop

Joan Botella, presidente de Federalistes d'Esquerra, asegura que en las elecciones se ha producido ''un baño de realidad''

El presidente de Federalistes d'Esquerra, Joan Botella

Barcelona, 27/06/2016 - 14:50h

Joan Botella no duda ni por un momento. "Las elecciones han sido un baño de realidad", y tiene claro que "los horizontes de cambio quedan lejos, se tardará tiempo en llegar", pero ve oportunidades inmediatas. Botella será elegido este sábado presidente de Federalistes d'Esquerra, un colectivo que defiende una transformación de España, con instrumentos federales. Es decano de la Facultad de Ciencias Políticas de la UAB, y precisa que "Rajoy podría iniciar una manera federal de gobernar en España".

¿Es contradictorio? Botella, en una entrevista con Economía Digital, considera que se abren oportunidades, en función del papel que quiera y pueda realizar el PSOE para facilitar la gobernabilidad en España. ¿Un ejemplo? "Rajoy deberá ahora negociar con la Comisión Europea sobre los recortes fiscales para el próximo año. Lo puede hacer desde un despacho, o tras un diálogo con los agentes sociales y las comunidades autónomas. Si lo hace de esta última forma, eso sería una buena forma federal de aproximarse al problema", asegura Botella, que también se refiere a la "necesaria" reforma de la administración de Justicia.


Un colectivo para hacer frente al soberanismo

Pese a ello, Botella no lanza las campanas al vuelo. Este catedrático de Ciencia Política sustituirá al frente de Federalistes d'Esquerres, al filósofo Manuel Cruz, que se incorporó en las listas del PSC al Congreso, como número dos, y ha ganado el acta de diputado. Oficialmente, será elegido en la asemblea del colectivo, --es el único candidato-- este sábado en un acto en el CCCB que servirá, también, para analizar el resultado del 26J, con la presencia de los analistas Oriol Bartomeus y Joan Rodríguez Teruel.

Lo que apunta Botella es que lo que debe hacer ahora el colectivo, que nació para "mostrar a muchos ciudadanos catalanes que no estaban solos frente al proceso soberanista", es desarrollar propuestas concretas, con materiales y actividades diversas, buscando también la complicidad de los partidarios de fórmulas federalistas en el resto de España.


Despolitizar la idea federal

El problema es el propio nombre, federalistas, pero de izquierda. "Si hubiera federalistas de derechas, perfecto. La cuestión es que se trató más de ser un punto de confluencia de las izquierdas en Cataluña, con el modelo federal como fórmula para reformar España". El caso es que ha sido el propio PP el que ha considerado que todo lo que se identificara con el federalismo era ajeno a su cultura política. "Nos hemos cansado de repetir que ser federalistas no equivale a romper España, al revés, y en eso debemos persistir, para demostrar que puede ser una gran vía de solución para los problemas de la sociedad española", asegura, tras insistir en que "de lo que se trata es de despolitizar la idea federal".

Pero todo eso quedará lejos, si el PP y el PSOE no consiguen ahora una cierta aproximación. Botella no entra en lo que puedan decidir los socialistas, pero entiende que los resultados han evitado que el partido entrara en una "tormenta interna", porque seguirá siendo el partido referente de la izquierda, tras el fracaso de Podemos. Y una de las cuestiones que se podría abordar, y que afecta a todos los partidos, aunque de forma desigual, es "la ley electoral".

Sobre esa cuestión, el presidente de Federalistes d'Esquerra, entiende que el error de los dos partidos, de Podemos y de Izquierda Unida fue "no estudiar bien por qué anteriormente no llegaron a un acuerdo de coalición. Con un partido pequeño y muy activo como IU, las batallas internas se trasladan con facilidad a los electores, y éstos han recelado del acuerdo del 26J".