Hará 50 años

01 de enero de 2016 (06:00 CET)

El año 2017 que ahora empieza hará cincuenta que vivíamos en un régimen franquista que empezaba a poner en evidencia las contradicciones profundas entre los gestos de aparente apertura que había hecho desde 1959 y los miedos de la casta dirigente (la de siempre) ante el aprovechamiento que el pueblo y la oposición estaban haciendo de los pocos espacios de libertad.

Franco nombraba un nuevo Gobierno haciendo equilibrios entre Falange y Opus. Carrero Balnco accedía a la vicepresidencia y "el ministro catalán" López Rodó a los "Planes de Desarrollo". Fraga continuaba y era responsable tanto de la moderada propuesta de apertura como corresponsable del inicio de bunkerización que se detecta este año.

Como muestra, 1967 fue el año de la ilegalización de Comisiones Obreras y de una dura represión sobre los cargos sindicales infiltrados en el Sindicato Vertical. 9.000 condenados entre 1963 y 1977 por el Tribunal de Orden Público (TOP) digno antecesor de la actual Audiencia Nacional que acabará deslegitimada con el final de este régimen. Se aprobaba la Ley Orgánica que afirmaba que: "el jefe del Estado es el representante supremo de la Nación: personificación de la soberanía nacional; ejerce el poder supremo político y administrativo; ostenta la Jefatura Nacional del Movimiento y tiene potestad de la más exacta observancia de los principios del mismo y otras Leyes Fundamentales del Reino , así cómo de la continuidad del Estado y del Movimiento Nacional (...) ejerce el mando supremo de los Ejércitos de Tierra, Mar y Aire..."

Y el régimen enseña también las zarpas con el decreto de Estado de excepción en Vizcaya. En los próximos años seguirían unos cuántos más, prueba que el régimen quedaba desbordado por primera vez por la oposición –tomen nota- especialmente en Cataluña y Euskadi. Que por ejemplo, son los dos territorios que primero han cuestionado el régimen postfranquista imperante.

En 1967 se aprobó el trasvase de aguas del río Tajo a Segura, obra del faraonismo de la casta madrileña de todos los tiempos, ahora sucesora por los miles de kilómetros de AVE inútiles.

La bunkerización del régimen llevó a su crisis final y al necesario traspaso a la actual democracia de calidad menguante. Pero mientras la casta iba en una dirección, la vida iba en otra.

El bikini llegaba a las costas para gran consternación del nacional-catolicismo. La música beat de raíces anglosajonas con sus cantantes con greñas desplazaba la música yé-yé y melódica de raíces francesas e italianas. La Nova Cançó superaba las barreras comunicativas del régimen y lograba éxitos populares que obligaban incluso a la tele franquista a hacerse eco.

Serrat lidera los 40 Principales y sale en todos los medios de comunicación con Cançó de MatinadaUn año más tarde sería enviado al exilio por querer cantar en catalán en Eurovisión. El acceso del catalán a los medios audiovisuales es de tal importancia que varios cantantes italianos graban en catalán así como los mismos Juan y Junior, que lo hacen en el estreno del tema "A dos niñas".

El año 1967 es el momento culminante del Grupo Els Setze jutges, que se completa con la entrada de Maria del Mar Bonet y Lluís Llach, que todavía están dando guerra cincuenta años después. Y se crea el Grupo de Folk, que inaugura un género popular de canción de protesta y tradicional que llegará hasta hoy.

En las radios, sonaban junto a los cantantes melódicos comerciales cantantes que habían sido refugio de la lengua catalana en la época de represión más dura, como Emili Vendrell, Gaietà Renom y los discos de sardanas de la Principal de la Bisbal. Y con éxito asegurado los monólogos satíricos y humorísticos de Joan Capri, que tantas huellas han dejado en la cantera de periodistas de humor que es actualmente Cataluña.

Mientras tanto en el mundo sucedía la Guerra de los Seis Días, EE.UU. continuaba enfangándose en Vietnam, dos naves eran enviadas a Venus, se descubría la configuración del ADN y se hacía el primero trasplante de corazón.

El 2017, cincuenta años después y en otro momento de bunkerización del régimen sucesor de aquel, la rebeldía avanza por los territorios de siempre. Y la vida y el progreso también continúa por otros caminos. Buen año.