Rajoy tendrá que enfrentar al desafío soberanista, la moción de censura y los casos de corrupción en el PP. EFE

Un calendario envenenado para Rajoy

stop

En los próximos meses Rajoy se enfrentará a la moción de censura, los juicios por corrupción en el PP y el desafío del referéndum

Carlos Carnicero

Rajoy tendrá que enfrentar al desafío soberanista, la moción de censura y los casos de corrupción en el PP. EFE

Madrid, 29 de mayo de 2017 (07:55 CET)

Este lunes, el president Carles Puigdemont, en reunión con todos los partidos que respaldan el referéndum, fijará fecha y pregunta. Una reunión que demuestra la posición de los convocantes de recorrer un camino sin retorno. A partir de ahora, está fijada la meta de un recorrido que legalmente no puede ocurrir pero que no está claro como será impedido.

El otoño de este año presume ser uno de los momentos más críticos de la democracia española. Tanto el Gobierno como los convocantes de la consulta estarán de guardia en agosto. El Gobierno para calibrar la respuesta a cada iniciativa y los convocantes para ir materializando las medidas para celebrarlo.

La elección de Pedro Sánchez y el desafío soberanista han revuelto las aguas en el Partido Popular y en el Gobierno, poniendo en duda la estabilidad de la legislatura. En el recorrido político hasta nuestro otoño caliente hay unos hitos sobre los que conviene reflexionar porque combinados entre sí pueden provocar consecuencias muy graves para la estabilidad democrática.

Moción de censura

El día 13 de junio se celebrará la tercera moción de censura de nuestra democracia. Como en las dos ocasiones anteriores, no tiene posibilidades de prosperar. Pero una moción de censura puede reforzar a quien la promueve o a quien la recibe. En 1980, Felipe González perdió, pero demostró ser presidenciable. Adolfo Suárez solo fue respaldado por los diputados de Unión de Centro Democrático. Fue el epitafio de su caída y el prefacio de la rotunda victoria socialista en 1982.

La moción de censura no tiene posibilidades de prosperar, pero puede reforzar a quien la promueve o a quien la recibe

Pablo Iglesias corre muchos riesgos. Está obligado a presentar un programa alternativo, pero su tentación va a ser centrarse en la corrupción como causa moral para que Mariano Rajoy abandone la presidencia de Gobierno. Pocos respaldos para Podemos que hasta la fecha no ha consolidado ni siquiera los de todos sus aliados en Unidos Podemos.

Así las cosas, lo más probable es que Rajoy, que ninguneará al líder de Podemos, saldrá reforzado consolidando la imagen de que no hay ninguna alternativa posible al gobierno que preside.

Congreso del PSOE

Segundo capítulo de la elección de Pedro Sánchez como secretario general del nuevo PSOE. No está prevista confrontación en el congreso una vez pactado el reparto de compromisarios. Pero eso no quiere decir que las heridas hayan dejado de sangrar. Y está por ver si se impone la línea de integración o los halcones que hay en las filas de Pedro Sánchez.

Para Rajoy, este PSOE no tiene ninguna utilidad para la estabilidad de su gobierno

Las ponencias elaboradas por la Comisión Gestora han sido cambiadas radicalmente. España, realidad plurinacional, profundización crítica de la historia reciente del PSOE y consagración de un modelo presidencialista con el único control de los militantes mediante consultas.

Para Rajoy, este PSOE no tiene ninguna utilidad para la estabilidad de su gobierno. Se pone en marcha el reloj para la convocatoria de elecciones anticipadas cuando se amortice la efervescencia de la elección de Sánchez y los efectos de los casos de corrupción que van a ocupar las próximas semanas primer plano en el calendario.

Rajoy ante el plasma

El 27 de julio está prevista la competencia de Rajoy como testigo en modelo plasma. Duro, muy duro. Tendrá que responder bajo juramento a preguntas precisas sobre la corrupción en el Partido Popular. Un punto de inflexión en la larga marcha de la corrupción en el PP. Imágenes para la historia con Mariano Rajoy ante un tribunal.

Envolviendo esta comparecencia, las investigaciones judiciales en curso, sobre todo los casos Púnica y Lezo, seguirán arrojando lodo sobre el Partido Popular. La única buena noticia es la vacante que ha dejado el magistrado Eloy Velasco por su traslado a la Sala de Apelaciones de la Audiencia Nacional.

Parálisis parlamentaria

La soledad de Rajoy en el Parlamento solo está acompañada en algunos temas por Ciudadanos. Es verdad que ayer se terminó de materializar la garantía de aprobación de los Presupuestos Generales del Estado, con la confirmación por unanimidad de la dirección de Nueva Canarias de su apoyo.

Rajoy no puede soñar con el apoyo parlamentario del PSOE

Poco más va a poder construir Rajoy en el Parlamento, porque no le basta con el apoyo de Ciudadanos y este partido además va a estar activo con el Gobierno en todo lo referente a temas de corrupción, comisión de investigación incluida. Ya no puede ni soñar el más mínimo apoyo parlamentario del PSOE.

El desafío del referéndum

La llegada de Sánchez suscita dudas de la eficacia y entusiasmo con que el PSOE va a apoyar al Gobierno en lo relativo al desafío de la celebración del referéndum catalán. Formalmente, Sánchez tiene que defender la legalidad, pero está cantado que habrá matices en ese apoyo.

Pablo Iglesias ha definido la consulta catalana como una “movilización legítima”. Suficiente aclaración.

La cadencia de estos acontecimientos y su combinación en el tiempo pueden producir consecuencias imprevisibles. Lo que tenemos que asumir hasta ahora es no solo que la legislatura está liquidada, sino que el escenario resultante provoca